sábado, 16 de enero de 2010

Alraune-delirio


Este es un cuadro que narra la leyenda de la mandrágora (alraune en alemán), aquella planta con forma de persona que las brujas utilizaban en sus ungüentos. Ignoro si la planta existe en la actualidad o dónde se encuentra, pero lo que de ella leí, me dejó tan impresionada que aquí les paso lo que pude averiguar. Dice la leyenda que Alraune era una planta capaz de llorar y gritar cuando la arrancaban, pegaba tales alaridos que los que escuchaban el grito se volvían locos. Por eso utilizaban perros con una soga al cuello para que tiraran de la planta. En mi representación la mayoría de las mujeres están asociadas a formas vegetales, porque todas son mandragóras. La cabeza que domina el paisaje emerge de la tierra. La mujeres entran y salen de la tierra a través de pequeñas cerraduras.Una mandrágora fecunda con su orina un ojo que llora, y las lágrimas que caen de éste crean una nueva presencia femenina. Incluso el maniquí de la izquierda y las muñecas de la derecha están asociados a la naturaleza de una u otra manera. En mis cuadros la naturaleza es muy importante y está siempre intimamente ligada a la mujer. El hombre tiene un lugar pasivo, recostado en la cima y de espaldas al espectaor, parece soñarlo todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario