martes, 19 de enero de 2010

La estrella negra

Esta es mi estrella. La estrella negra de Alraune. Hay gente que nace con estrella y otros que nacen estrellados. Yo no me considero ni lo uno, ni lo otro. Creo que tengo una estrella un poco incomprendida... una estrella negra y puntiaguda que imparte su luz oscura donde quiera que voy, una luz que a mí por lo menos me hace feliz. Antes vivía con el ritmo de la calle, es decir con un ritmo duro que te obliga a tener los pies sobre la tierra, pero desde que vine a esta casa antigua, vivo recluída en la intimidad y en una constante nebulosa. Eso me ayuda mucho a crear, todo es creación ahora, todo es magia. Los techos son altos, los ventanales grandes. De pronto y sin que nada lo anuncie, mi vecina de al lado se pone a tocar el piano como una endemoniada. El piano resuena por toda la casa como si lo tuviera adentro y te asalta a raudales de emoción. A veces la música es tan bella que siento escalofríos y me recuesto contra la pared solamente a escuchar. Cuento todo esto porque estoy convencida de que el ambiente es muy importante a la hora de crear. Es necesario hacerse de un espacio, de un lugar especial. Cuando iba a la escuela de arte, la Prilidiano Pueyrredón en Buenos Aires, había veces que no entrábamos en las aulas y nos ponían a pintar en los pasillos. Sin embargo pese a todas esta incomodidades, estudiar en esta escuela -especie de mansión en ruinas, con grandes espejos en el recibidor, escaleras de marmol y pisos de parquet manchados de carbonilla-, para nosotros era como tocar el cielo, y no había uno entre nosotros que no soñara con ser pintor y saltar a la fama. Lamentablemente muchos de esos sueños, yo creo la mayoría, fueron quedando en el camino. He sabido de un compañero muy talentoso que dejo la pintura y ahora es gerente de un banco y de otros que tuvieron menos suerte que él. Por eso creo son muy importante los sueños, hay que mimarlos y cuidarlos mucho para que nadie te los pueda arrebatar. Aunque no se cumplan, qué importa?!. El hecho de soñar es ya es de por sí un lujo muy grande, muy grande, un tesoro incalculable que no se puede medir con las medidas caducas y acartonadas de este mundo. Que nadie te quite nunca tus sueños. Crea!!!

1 comentario:

  1. =0..entiendo perfectamente lo del ambiente al rato de pintar..lo que suelo hacer cuando el ambiente no brinda la necesaria magia es imaginar ambientes oníricos a mi alrededor con la ayuda de la música..fuinciona y es genial..Por otro lado tambien comprendo éso q dices de los suños q tenemos...y sabes cuál es mi mayor miedo? no sólo pensar q talvez no se me cumplan..mas q eso..mi mayor miedo es q algún día sin darme cuenta mis sueños hayan muerto o se hayan ido..como les ha pasado a muchas personas q conosco..q así mismo alguna vez vivieron sobre una fantástica nube de ilusiones.y q ahora a cxausa de una gerencia o un puesto de alta importancia hayan tenido q dejar no sólo su dulce informalidad..si no su tan apasionada actividad q era el arte.
    Saludos.

    ResponderEliminar